viernes, 1 de marzo de 2013

La Jornada Jalisco: Constructoras sí invadieron zona protegida de El Nixticuil: Zapopan

Comité Salvabosque pide la remoción inmediata de la maquinaria

La Dirección de Ecología no asistió a la reunión que defensores del bosque sostuvieron con autoridades zapopanas. Foto: Héctor Jesús Hernández.
 

Alejandro Velazco.- El ayuntamiento de Zapopan reconoció que el movimiento de tierra que se hizo en una zona del bosque El Nixticuil, entre la colonia El Tigre II y una propiedad del Corporativo Leaño, sí está dentro del decreto de área natural protegida, así lo constató el subdirector de infraestructura de la Dirección de Obras Públicas, Sergio Nishimura, al acudir a la zona con miembros del Comité Salvabosque, por lo que se comprometió a iniciar los trabajos de restauración y delimitar el  espacio de casi cinco mil metros cuadrados.

Después de esta invasión, el Comité interpuso una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), por la tala de 200 árboles en la zona de protección, la cual continuará su proceso y se le dará seguimiento.
 
Cuando el Comité denunció esta irregularidad, el ayuntamiento negó que la zona formara parte del decreto de área natural protegida, esto a través del director de Atención Ciudadana, Félix Galarza.
Y pese a que los activistas todo el tiempo contaron con los mapas del plan de manejo del área natural protegida, en el cual se señala el predio como zona de restauración del polígono de protección, el funcionario mantuvo su postura de negar que se haya hecho movimiento de tierra en una zona dentro del área El Nixticuil-San Esteban-El Diente.

Antes de acudir al punto donde se hizo la deforestación, se tuvo una reunión en oficinas gubernamentales zapopanas entre los miembros del colectivo y personal de Obras Públicas y Planeación, y pese a que en el ordenamiento ecológico y territorial y en las mesas de seguimiento para el problema de El Nixticuil participa la Dirección de Ecología, esta no se hizo presente.

En dicha reunión –sobre la que anticipadamente Galarza asegurara que se iba a demostrar que el predio en cuestión no pertenece al área protegida­­– los vecinos y activistas expusieron la problemática al subdirector Nishimura, a quien también le leyeron el pliego petitorio entregado el sábado pasado al ayuntamiento (La Jornada Jalisco, 23 de febrero de 2012).

En éste, se pide la remoción inmediata de la maquinaria pesada que ingresó al terreno, la reposición de la cerca perimetral que definía la zona protegida –colocada por vecinos y la Dirección Ecología del municipio en agosto pasado–, la cancelación de los proyectos de obras públicas en dicho predio –que ya tiene antecedentes de intenciones de construir espacios deportivos– así como la cancelación inmediata de las licencias de construcción a los fraccionamientos que han invadido el bosque –Mirasierra de Zapopan, renombrado como Altavista y Sendas Residencial; La Cima, y Cañada de San Lorenzo.

Ante las pruebas que presentaron los integrantes del Comité Salvabosque Tigre II, los funcionarios no pudieron negar la invasión, por lo que acudieron a la zona a revisar el hecho, incluso Nishimura aseguró que pudo haberse tratado de una equivocación. En el transcurso de la próxima semana, especificó el funcionario, se hará un trabajo de geoposicionamiento para delimitar las coordenadas del área protegida y comenzar los trabajos de restauración.

1 comentarios:

Carlos Martinez dijo...

Excelente compañeros, que viva el diente y la naturaleza