domingo, 7 de febrero de 2016

Réplica a Pablo Lemus por declaraciones falsas

7 de febrero de 2016
Réplica a Palo Lemus

En notas periodísticas de Meganoticias, La Crónica Jalisco y  Página 24 de los días 5 y 6 de febrero se publicaron declaraciones del presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus, referentes a los incendios provocados que han ocurrido en la última semana en el bosque El Nixticuil, los cuales denunciamos en nuestras redes sociales. Frente a las declaraciones falsas, sin argumentos, y que tratan de minimizar el despojo del bosque, difundimos la siguiente réplica:  

·         Las medidas de supuesta “protección” del bosque que Lemus ha anticipado se difundirán la próxima semana resultan inútiles pues no detendrán el avance de las inmobiliarias. Hasta el día de hoy -a seis meses de su malgobierno- y como lo ha señalado antes el alcalde, no detendrá ningún fraccionamiento con el pretexto de que las licencias fueron aprobadas por sus predecesores (aun cuando en Tlajomulco y en Los Colomos impulsen -en apariencia- lo contrario). Cualquier medida de protección que pueda anunciar el alcalde es insignificante ante el despojo inmobiliario y solo maquillan.  

·         No, no hay ausencia de autoridad en El Nixticuil, como bien señala Lemus, por el contrario la autoridad ha estado siempre presente avalando y protegiendo a los fraccionadores con todas sus dependencias para que despojen a toda la gente de la ciudad de nuestro bosque.

·         Que Lemus anuncie que no otorgará más licencias dentro del área protegida (cuidado con esto, eso no quiere decir que en el resto del bosque no lo hará) o que envíe gente a apagar los incendios no es un gesto de bondad sino su obligación.

·         Los incendios provocados esta semana en el bosque fueron dos y no uno, como declaró Lemus a los medios de comunicación. Lo sabemos porque nosotros los combatimos. Estos dos incendios se suman a otros tres que hemos combatido solo en la misma zona del bosque durante este año (días 14 y 20 de enero). Por su ubicación contigua y frecuencia se trata de incendios inducidos para destruir esta parte del bosque que forma parte de la supuesta área protegida municipal. En este caso todo apunta a las empresas de la zona industrial El Tigre (como Naresa, Diprovic, Cabotecnia), que el 3 y 4 de agosto de 2015 introdujeron maquinaria para depositar todas sus aguas negras sobre esta cañada del bosque y que desde meses antes han estado depositando también parte de estas en la misma zona (anexamos un video de las descargas).

·         Los incendios y el depósito de aguas industriales en el bosque son delitos penales federales, que el gobierno no solo no denuncia y que demuestran que hay un encubrimiento sistemático por parte de su gobierno a los despojadores del bosque.



              Vídeo de las descargas industriales en la zona del Nixticuil en la que se han provocado cinco  incendios:

video

Fotografías de la devastación provocada por las aguas industriales sobre el bosque. El sitio se ha convertido en un pantano toxico:  



Una década resistiendo el fuego de las inmobiliarias

Desde el año 2005 con el avance de las inmobiliarias y proyectos de gobierno sobre el bosque El Nixticuil, los incendios forestales se multiplicaron en el bosque en las zonas en las que fundamentalmente se pretenden o se han construido desarrollos inmobiliarios. Desde aquel año los fuegos provocados en el Nixticuil han sido usados como una forma de destrucción y despojo del bosque, de terror y represión.

Para enfrentar el fuego sin control de las inmobiliarias nuestro colectivo organizó una brigada comunitaria de combate a los incendios forestales. Desde hace diez años, nuestra brigada de forma autogestionada y con el apoyo de mucha gente solidaria (incluyendo a los brigadistas forestales de Zapopan) ha adquirido de a poco las herramientas y experiencia necesaria para detener los incendios.

Podemos decir con la alegría del deber cumplido (sin necesidad de reconocimiento alguno) que nuestra brigada comunitaria ha intervenido en la extinción de 210 fuegos de distintas magnitudes en El Nixticuil. De  los nueve fuegos que han sido provocados en esta temporada (desde el 25 de diciembre de 2015), hemos intervenido en siete de ellos, evitando en varias ocasiones que las brigadas de Zapopan o Protección Civil se desplacen a atenderlos.

Sabemos del trabajo extenuante de los brigadistas y los cientos de incendios forestales que ocurren en Zapopan cada temporal y que tienen que atender, se trata de personas experimentadas en el combate a los incendios, pero que por su número reducido (solo 60) son insuficientes para atender de manera inmediata todos los incendios que se presentan a diario en las inmediaciones del municipio y cada que podemos nos solidarizamos con ellos, eso incluye evitar que se desplacen a los incendios al Nixticuil cuando estos no se han extendido demasiado. La participación social de “voluntarios” en los incendios forestales del país siempre ha sido algo fundamental. En el caso de los dos incendios provocados esta última semana, fue nuestra brigada la que los controló y extinguió, incluyendo dos ocasiones más en las que el fuego se reactivó. Lemus miente al intentar minimizar y negar la participación de la gente en el combate al fuego, tenemos diez años haciéndolo, mucho antes de que este si quiera se convirtiera en político empresario.

Comité Salvabosque

en defensa del bosque El Nixticuil

0 comentarios: